CATALINA LA GRANDE

on jueves, 31 de julio de 2008


Acabo de terminar de leer el libro de " Catalina la Grande el poder de la lujuria" de Silvia Miguens, en lo personal me gusta mucho la lectura de novelas históricas, y esta no fue la excepción, ya que esta muy bien planteado el lado histórico con lo ficticio. Es una novela que trata de una de las mujeres mas poderosas que han existido , una mujer que desde pequeña tuvo muy claro lo que quería de la vida, y no le importo nada para alcanzar su meta. Conspiró en contra de su marido Pedro III y ella asume el poder como su sucesora y con sólo 33 años de edad.

Al comienzo del libro nos narra de una niña alemana aristócrata que vivía traumada por infinidad de calamidades que padecía, como el desamor de su propia madre y su físico poco agraciado y algo deformado, (después se corrigió este defecto físico) pero creo que eso la impulso a su fortaleza y forjo su carácter, ya que cuando solo tenia 14 años fue llevada a Rusia por la emperatriz Isabel de Rusia, ( tía lejana de Catalina ) al ser impresionada por la inteligencia de Figchen ( Catalina) para que contrajera nupcias con su sobrino Pedro Ulrico.

Catalina fue una mujer muy clara en convicciones, una mujer muy culta muy amiga nada menos que de los mejores filósofos, pensadores y escritores de la época como Voltaire. Fue una gran estratega militar, y una gobernante decidida durante 34 años que supo influir confianza a su pueblo.

Pero sin lugar a dudas fue una mujer de grandes excesos y "extrañas aficiones"que aunque no le impidieron cegar su razón si fue la comidilla de toda la monarquías europeas de esos años.

El éxito de Catalina la Grande fue que ella supo rodearse de las personas adecuadas y en todas las áreas de su gobierno tanto en milicia como en relaciones diplomáticas, etc..esa fue la clave de su éxito.

Si les gusta las novelas históricas este es un libro que les recomiendo.

1 comentarios:

Manolomachin dijo...

Coincido contigo en la grandeza de Catalina la Grande. Yo tambien lei una biografia de ella, y era una mujer de armas tomar.
Lo que casi no me gusta es que se hagan novelas historicas: a recomendacion tuya me receté El Sueño de Inocencio, y me gustó mucho, pero al ser novela, el autor se inventa personajes, y les da peso en la trama, y al estar narrando cosas que realmente sucedieron, y cosas que se inventa, puede llegar a confundir (e influenciar) a lectores que no sepan distinguir bien lo historico de lo novelesco, y esto es dificil, porque va todo mezclado. Y los autores pueden tener sus opiniones o creencias o tendencias muy personales (como en el caso de el de el sueño de Inocencio), y las va metiendo en la trama.